Animarse a probar

Improvisar es acción y efecto, hacer algo de pronto, sin haberse preparado previamente o sin que el entorno lo espere. 

La casa se decide a probar y, entonces,  se lanza a un ejercicio experimental que la va llevando, guiado por el  olfato de sus habitantes, a conocer el mundo. Si bien, a veces improvisar aparece como una forma de salvar imprevistos, por ejemplo: cuando un actor olvidó el libreto y no sabe cómo continuar, es una apuesta a creer en los impulsos propios,  confiar en los compañeros y en las visitas. 

Así, este encuentro guarda ese espíritu de hacer con los amigos, de una sincronicidad, de estar en la misma y hallar un modo de decir, de compartir la música y la comida, de confiar en ello, de Sincronave.

Play
Play
previous arrownext arrow
Slider
 
 
Volver al Inicio