¡Ahora las pibas! 

Ahora tres mujeres irrumpen en la escena e instalan una nueva presencia en la casa. Aparecen y cuando suenan, confluyen las voces de muchas poblando las escrituras, los escenarios, las partituras,  tantas veces prohibidas para ellas.

Subvertir la tradición y el canon, desarmar y conquistar los territorios del propio deseo, son imperativos que palpitan en los cuerpos. Una invitación, o mejor dicho, una incitación clara:  ser cáscara de fruta en algún cantero, que crece con la fuerza de la tierra que la aprieta.

Play
Play
previous arrownext arrow
Slider
 
Volver al Inicio