Hablar

Tarareando…. se nos metió en cuerpo la canción. Vamos vibrando bajito con un sonrisa franca después de esta sesión.

Nos dejamos invadir por el color y su vibración, por su capacidad de teñir los objetos y de resplandecer, sumiéndonos en un efecto hipnótico. Así, entre estatuas de piedra cautivados por estelas multicolores, La Lauri Fire hechizó el estudio.

Entre osciladores y gestos, inmersa en tranquilidad, sus melodías resonantes nos dejaron una lección. A no abrumarse en la complejidad de las cosas para crear desde la profundidad de lo simple.

Play
Play
previous arrownext arrow
Slider
 
 
Volver al Inicio