Camilo Gencarelli, el Cami, es el encargado del sonido y montaje de video en la Casa Mutante. Sentado en el sillón amarillo que se ve en varias escenas del ciclo, con su Mac abierta y terminando de editar (porque siempre termina a las corridas) nos espera para contarnos de qué se trata el sonido en este proyecto. Una casa que se transforma, que muta, para contener en sus paredes un sinfín de ideas y proyectos que le otorgan vida propia. 

La Casa Mutante es hogar, lugar y proyecto a la vez. Quizás eso sea lo más interesante: se trata de un espacio de producción compartido, que avanza con el viento que la empuja y las manos que la construyen, de manera atolondrada pero pautada, con ansiedad y mucho quilombo, como todas las casas que se habitan desde lo colectivo. 

¿Que es La Casa Mutante? La respuesta se nos escapa de las manos. Es todo esto y mucho más. Es quizás la necesidad de mutar espacios, para irnos a otros mundos, para ver otras formas, aunque siempre estemos en la misma habitación. ¿La norma estricta de la casa? Todos los martes se publica un video. Sea como sea. El Cami nos cuenta entonces un poco de esta  vorágine….

Contanos un poco ¿de que se trata el trabajo que haces con el sonido para el proyecto de la casa mutante?

Bueno yo me encargo de que todos lo que suene ese día quede registrado. Esta bueno, porque cada grabación es algo distinto hay veces que es banda completa, otras  veces es un solo artista, a de grabación. Porque por ejemplo, la última sesión que  fue la de La Lauri Fire se grabó completamente distinta de la sesión que se hizo por ejemplo, en la primer temporada con la Negra Marta, son ideas que se me están ocurriendo ahora, Gabi Merlo también, bueno cada sesión fue un mundo distinto en lo que implica la grabación.

En ese sentido, que hace la casa en relación a lo que se graba, es decir, ¿qué pasa después con eso?

Una vez que se grabó, empieza un proceso de edición  y mezcla con les artistes invitades. Acordamos un día para mezcla  para re-grabar algo, si es que no quedo tan bien el día de la sesión, le prestamos mucha atención a eso para que el sonido termine siendo -no el sonido de una sesión simple-, sino que suene lo más cercano a lo que el artista quiere mostrar. Que esté de acuerdo a las condiciones que pretende la canción. La idea es tratar de llevar la calidad sonora a un formato que pueda ser pensado como el single de un EP.

Claro, por eso dice en el inicio de la página que de lo que se trata es hacer un ciclo de canciones, como que la canción es lo que nos organiza, no solo la sesión o lo que pasa en ese momento.

No únicamente, creo que todo va de la mano y hacer la sesión completa, que no tenga baches en ninguno de los puntos. Tratando de que la fotografía se maneje muy bien, tratando que el sonido sea registrado de la mejor forma posible, después pudiendo editar, mezclar las canciones con los artistas también dándole la posibilidad que se hagan retoques, si hay que hacerlos, o que tengan un espacio para opinar sobre eso, para decir me gusta esto así o me gusta azá , y no que seamos autoritarios  en esa decisión de registro. Porque al fin y al cabo las canciones les pertenecen y nosotros estamos haciendo este ciclo para difundir y favorecer el crecimiento de la cultura.

En este sentido, que es lo que más te copa de tu trabajo con el sonido, en relación al encuentro con las bandas que visitan la casa 

Que es muy variado,  porque una semana estoy haciendo la mezcla de un formato en el que hay una guitarra, un contrabajo, una voz y una guitarra eléctrica y a la semana siguiente estoy haciendo un sonido por un artista que tiene teclados y es todo como más electrónico, o quizás una banda completa, que estan todos juntos en la sala y hay que mezclar todo eso y bueno, es como siempre un desafío. A parte cambia el género, las maneras de ejecución, los músicos son todos distintos, es una desafío grande y también divertido.

Cuál es el mayor desafío que reconoces en este proyecto de la casa mutante en relación a tu participación desde el sonido.

Son mundos aparte todo el tiempo y está bueno, tener que cambiar la cabeza por completo, o el oído en mi caso, para poder conectarte con la canción y no simplemente hacerlo desde lo técnico, de una manera fría, como se supone que “debería ser” o sonar, sino más pensando en la canción y conectarse con lo que el artista quiere transmitir. 

La última pregunta, cuáles son tus logros, o favoritos de la temporada 1 y de la temporada 2.

Es muy difícil, hay muchos, y todos tienen sus cosas, son distintos desafíos, siento que de la temporada 1,  los temas que me gustaron como se terminaron técnicamente son los de Gabi Merlo, pero tb, creo que plantearon un desafío los temas de la Negra Marta porque era un espacio muy reducido para grabar todos en conjunto y la teoría se filtraba mucho en el micrófono de la voz, pero lo sacamos adelante. También, los temas de Santi Baravalle me encantaron y plantearon otro desafío, me encanto mezclar los de las Cáscara y pensar como les gustaría que suenen sus canciones, ya que es la primera vez que grababan sus temas. Creo que si tengo que rescatar así como elegir uno, elijo los de Gabi Merlo, que me parece que quedaron muy lindos desde una visión técnica. 

Y de la temporada dos, me gusto todo, pero los de la Clari Agüero, son los que más cerraron en la producción, me llenaron porque técnicamente requirieron de muchas cosas y logramos resolverlo.